Síntomas y signos de la mayoría de las reacciones alérgicas en la piel.

En pacientes alérgicos con manifestaciones cutáneas se observan dos tipos de lesiones, principalmente, la urticaria que está formada por habones y picor, y en muchos casos no es debido a reacciones alérgicas; y el eccema que está formado por vesículas o pequeños granos y se asocia con descamación.

El eccema se observa en la dermatitis de contacto o dermatitis alérgica; es una inflamación de la piel causada por el contacto directo con una sustancia como alergia a la bisutería. También el eccema se puede observar en la dermatitis atópica, donde las lesiones presentan una distribución típica según la edad del paciente, siendo más frecuentes en niños y adolescentes. La dermatitis atópica es una manifestación frecuentemente relacionada con pacientes alérgicos.


Dermatitis de contacto alérgica.

La dermatitis de contacto puede ser producida por una sustancia irritante, que es la causa más común, y la inflamación resultante puede deberse al contacto con ácidos, materiales alcalinos como jabones y detergentes, disolventes y otras sustancias químicas. La lesión típica es la quemadura y la aparición suele ser inmediata.

Dermatitis de contacto por colorante textil.

Dermatitis de contacto por colorante textil.

La dermatitis de contacto alérgica, está provocada por la exposición a una sustancia a la cual el paciente se ha sensibilizado y le produce alergia. La reacción puede aparecer varias horas después del contacto e incluso días, y se manifiesta como piel enrojecida e hinchada y a las horas se desarrollan pequeñas vesículas con líquido en su interior. Posteriormente las vesículas se rompen y fluye un líquido pegajoso que formará costras.

Cuando las lesiones de la dermatitis de contacto alérgica se prolongan en el tiempo, la piel se manifiesta enrojecida y brillante y posteriormente se descama la piel, pudiendo con el tiempo formarse una piel engrosada y seca, liquenificada.

dermatitis-de-contacto

A diferencia del eccema, en la urticaria las lesiones habonosas tienden a desaparecer en varias horas y no dejan lesión residual en la piel.


Causas de la dermatitis de contacto alérgica.

Existen múltiples causas, la más frecuente es el níquel y cobalto, presente en bisutería, relojes, cinturones; bálsamo de Perú que se encuentra en algunos cosméticos, antibióticos y anestésicos locales aplicados en la piel como neomicina, fragancias de algunas colonias, formaldehído utilizado como conservante en la industria y el hogar, conservantes localizados en cosméticos y pinturas, para-fenilenediamina, amoníaco y otras sustancias utilizadas para el tinte del pelo, etc.


Pruebas diagnósticas.

En base a las lesiones de la piel y los antecedentes de exposición a sustancias irritantes o alérgenos se puede sospechar el diagnóstico de dermatitis de contacto.

La realización de pruebas alérgicas con parches cutáneos que contienen las sustancias sospechosas de la exposición en el paciente, ayudan a precisar cuál es el alérgeno responsable de la dermatitis de contacto alérgica.

test-del-parche

Pruebas Epicutáneas – Test del Parche


Tratamiento de la dermatitis de contacto alérgica.

Se debe retirar la exposición a la sustancia responsable de la dermatitis, así como evitar exposiciones futuras. Si la causa es secundaria a un exposición laboral será necesario el cambio del sitio de trabajo. Si la sustancia está en el organismo, se debe valorar retirarla dentro de lo posible.

Para la prevención de futuras exposiciones es necesario utilizar guantes protectores y cremas barrera si la exposición a la sustancia alérgica es inevitable.

Para el tratamiento de las lesiones, se puede realizar un lavado cuidados para retirar las sustancias irritantes que han quedado en al piel. Y se utilizan cremas que reduzcan la inflamación. En casos de lesiones severas se asocian antihistamínicos e incluso corticoides orales.

 

Imprimir Imprimir

 

 

 

© Sanialergia