COVID-19, vacunas y reacciones alérgicas.

¿Si soy una persona alérgica me puedo vacunar frente al COVID-19?

Todas las vacunas están compuestas por el componente activo (la proteína o componente que produce inmunidad en el sujeto) y los excipientes, que sirven para mantener la vacuna estéril, que sea estable, que se pueda conservar y que disponga del vehículo apropiado para poder administrarse sin producir daño.

La mayoría de las reacciones con la vacuna se producen por reacción a unos de sus excipientes. Más adelante se presenta una tabla con los diferentes excipientes de las vacunas frente al COVID-19.

Las reacciones alérgicas frente a cualquier vacuna frente al COVID-19 pueden ocurrir en cualquier persona, pero son muy poco frecuentes. Se producen 1,3 casos por cada millón de dosis administradas de la vacuna. Como se está vacunando a millones de personas, puede aparecer por tanto algún caso aislado.

Los pacientes con historia personal o familiar de alergia a animales, insectos, látex, ácaros, pólenes, alimentos o medicamentos, pueden vacunarse frente al COVID-19 como el resto de la población, porque estas vacunas no tienen ninguno de estos componentes

PUEDE VACUNARSEVACUNARSE CON PRECAUCIÓNNO VACUNARSE
Historia de alergia ambiental, látex, venenos.

Historia de alergia a alimentos o medicamentos.

Alergia no grave a otras vacunas o medicamentos inyectables.

Historia familiar de anafilaxia.
Historia previa de reacción alérgica grave (anafilaxia) a alérgenos ambientales, látex, venenos.

Historia previa de reacción alérgica grave (anafilaxia) a alimentos o medicamentos.

Historia previa de reacción alérgica grave (anafilaxia) grave a oras vacunas (distintas del COVID-19) o medicamentos inyectables.

Historia de mastocitosis, síndrome de activación mastocitaria, anafilaxia idiopática.
Historia de reacción alérgica grave a algún componente de los excipientes de la vacuna frente al COVID-19.

Reacción alérgica grave a una dosis previa de la vacuna frente al COVID-19.
ACTUACIÓNACTUACIÓNACTUACIÓN
Tras vacunarse permanecer en observación
durante 30 minutos.
Tras vacunarse permanecer en observación
durante 45 minutos.
Notificar a la enfermería que debe permanecer
este tiempo.
No vacunar.
Realizar estudios en un
Servicio de Alergología.

¿Puedo recibir la segunda dosis de la vacuna si he tenido una reacción con la primera dosis?

La segunda dosis puede administrarse cuando no ha habido una reacción alérgica con la primera dosis.

Se consideran reacciones adversas y se puede vacunar con la segunda dosis, en las reacciones locales en la zona de inyección; también son frecuentes los efectos adversos sistémicos, con síntomas similares al síndrome gripal: astenia, cefalea, mialgias, escalofríos, artralgias y fiebre típicos de la vacunación.

Estos efectos adversos aparecen con mayor frecuencia en personas jóvenes que en personas mayores.

La frecuencia e intensidad de estas reacciones adversas de tipo gripal fue mayor tras la administración de la segunda dosis. En cualquier caso, en la mayoría de las ocasiones la duración de la reacción es menor a 72 horas y, en caso necesario pueden tratarse con paracetamol.

No se recomienda la administración profiláctica de analgésicos para prevenir posibles síntomas secundarios a la vacunación. Las reacciones alérgicas suelen presentarse en los primeros 30 minutos de la administración de la vacuna y se recomienda no administrar la segunda dosis de la vacuna.

Las reacciones alérgicas pueden ser.

  • Reacciones moderadas tras la primera dosis: urticaria aguda generalizada, angioedema, broncorespasmo o falta de aire aislado. Se recomienda NO administrar la segunda dosis hasta estudio por Alergología.
  • Reacciones graves: anafilaxia: se recomienda NO administrar segunda dosis y derivar para estudio en Alergología. Puede producir hipotensión, dificultad respiratoria importante, pérdida de conciencia. Es muy infrecuente y puede que esté sensibilizado a uno de los excipientes.

Los pacientes que se infecten por COVID-19 entre la administración de ambas dosis, se debe esperar a la segunda dosis tras un periodo de 6 meses. En mayores de 55 años, se aconseja la administración de la segunda dosis cuando se recupere de la infección. Esta es la indicación actual del Ministerio de Sanidad, aunque se están realizando estudios, sobre si no seria necesario administrar una segunda dosis.

¿Qué excipientes llevan las vacunas frente al COVID-19 (SARS-CoV-2)?

Los excipientes más importantes y que se han descrito reacción en otros productos son los polietilenglicoles (PEG), los polisorbatos y el trometamol.

Estas sustancias además de poder producir reacciones alérgicas inmediatas (30 minutos) y también han sido involucradas en contadas ocasiones en reacciones retardadas como dermatitis alérgicas de contacto en piel (2-3 días después).

VACUNAS SARS-CoV-2EXCIPIENTE
Pfizer
Moderna
Polietilenglicol 2000
SanofiPolisorbato 20
Astra-Zeneca
Johnson & Joshnson
Polisorbato 80
ModernaTrometamol
ModernaHidrocloruro de Trometamol

Es de destacar que algunos de estos excipientes se encuentran también en cosméticos, medicamentos, supositorios, detergentes, champús, repelentes de mosquito, crema hidratante, etc

¿Si soy alérgico y me estoy vacunando o tengo asma qué debo hacer?

Si se está poniendo una vacuna de alergia y coincide con la vacunación frente al COVID-19, debe espaciar la administración de la vacuna frente la alergia al menos una semana.

En caso de asma no controlada o una crisis de asma, debe retrasar la vacunación hasta que esté controlado el asma o la crisis de asma se haya superado con el tratamiento adecuado

¿Pueden vacunarse las mujeres embarazadas?

En el embarazo se ha observado un mayor riesgo de COVID grave con ingreso en UCI. Pero a pesar que no se han observado malformaciones en animales, no existe estudios todavía sobre el desarrollo de malformaciones fetales o cáncer en el feto, que es un paso que hay que realizar antes de recomendar la vacunación en pacientes embarazadas.

Por tanto, salvo riesgo grave en embarazada por otras enfermedades concomitantes que aconsejen la vacunación, esta debe ser evitada hasta después del parto, mientras no se publiquen estudios de seguridad para el feto.

¿Es compatible con la lactancia la vacuna frente a la COVID-19?

La administración de vacunas a una mujer que está amamantando no constituye ningún riesgo para ella misma, la lactancia ni para el bebé. Con la única salvedad de la vacuna de la fiebre amarilla, todas las vacunas atenuadas e inactivadas de las usadas hasta ahora han demostrado ser seguras para el lactante. Además, los anticuerpos maternos producto de la vacunación tienen el potencial de llegar a la leche materna y contribuir a la protección del lactante.

¿Se pueden vacunar frente al Coronavirus los niños y adolescentes?

En este momento no existen estudios de vacunación frente al COVID en este grupo de población. Las vacuna Comirnaty (Pfizer & BioNTech) y Covid-19 Vaccine Moderna (Moderna) están indicadas en personas de 16 y 18 años en adelante, respectivamente.

Pero algunos grupos de niños y adolescentes soportan una carga de enfermedad considerablemente mayor que los demás. Son los de mayor edad, los adolescentes, y los que sufren trastornos neurológicos o discapacidad cognitiva, incluido el síndrome de Down. Además, los que acuden a centros educativos o residen en instituciones tienen un riesgo de exposición más elevado.

Hay que valorar de forma individualizada la conveniencia de ser vacunados a este pequeño grupo de estos niños y adolescentes con muy elevadas necesidades de cuidados (grandes dependientes), institucionalizados o no. Y una vez cubierta la vacunación de los grupos de máxima prioridad, habría que atender el conjunto de niños y adolescentes con trastornos neurológicos y cognitivos, de 12 o más años de edad y que acuden o residen en instituciones dedicadas a su atención.

¿Puedo vacunarme frente a la COVID-19 si tengo que operarme?

NO hay interacción con la cirugía y la anestesia, pero han de respetarse las algunas salvedades:

  • En caso de vacunación antes de una cirugía programada, sería conveniente vacunar al menos 5-7 días antes de la cirugía (efectos secundarios usualmente en las primeras 72 horas).
  • Esperar 1-2 semanas tras una intervención quirúrgica. Algunas intervenciones pueden producir algún grado de inmunodeficiencia y una mayor susceptibilidad a las infecciones, como por ejemplo, la esplenectomía o los trasplantes de órganos, se requerirá una evaluación y preparación previa cuidadosa de las inmunizaciones, idealmente varias semanas antes de la intervención.
  • En caso de necesidad de administración de transfusiones y otros hemoderivados, habría que llevar cuidado sólo con las vacunas atenuadas, que podrían desarrollar infección en este grupo. De momento, esta interferencia NO afecta a ninguna de las vacunas actualmente disponibles para COVID-19 (no son de virus atenuados).

Debe tenerse en cuenta que en la vacunación de la COVID-19, la pauta vacunal requiere dos dosis (con un intervalo de 21 días para la vacuna Comirnaty y de 28 días para la vacuna de Moderna).

Si aparecen necesidades clínicas que lleven a modificar el intervalo entre dosis, es importante tener en cuenta que no debe adelantarse la segunda dosis de vacuna, siempre es mejor demorarla. Si la segunda dosis no puede administrase el día previsto, la dosis debe administrarse después de ese día, lo antes que sea posible, sin necesidad de reiniciar la pauta vacunal.

¿Es segura la vacuna del COVID-19 en los pacientes inmunodeprimidos?

Estos pacientes ha sido estudiados en los ensayos clínicos con la vacuna frente al COVID-19 porque son un grupo de riesgo de la infección por Coronavirus y la vacunación supone una medida preventiva importante.

Las dos vacunas que contienen RNA mensajero son seguras porque rápidamente es degradado. Solo hay que evitar las vacunas con virus vivos o replicantes.

Nos falta información sobre si las dosis de las vacunas que se están administrando en los pacientes inmunodeprimidos pueden producir eficacia y desarrollan una respuesta adecuada frente a una posible infección por COVID-19.

No se debe interrumpir el tratamiento inmunosupresor en aquellos pacientes que se van a vacunar, porque puede reactivar un brote de la enfermedad que se está tratando.

¿Deben vacunarse los pacientes que están recibiendo quimioterapia o inmunoterapia frente al cáncer?

No existe mucha evidencia todavía sobre los pacientes con cáncer. Pero al igual que los pacientes inmunodeprimidos, deberían vacunarse. Es preferible una vacuna con RNA mensajero.

No debe realizarse ninguna interrupción de la quimioterapia o radioterapia para la vacunación frente al COVID-19. Aunque los pacientes que reciben anticuerpos contras las células B o quimioterapia intensiva, la respuesta a la vacuna podría ser menos efectiva.

¿Qué debo hacer si tengo mastocitoisis?

Los pacientes con mastocitosis deben tomar un antihistamínico una hora antes de administrarse la vacuna. Si estaba tomando antihistamínicos, debe ajustar la toma más próxima a la vacunación a una hora previa de la misma.

Evitar las vacunas en las que el paciente tenga alergia a un excipiente. Por ejemplo los pacientes con alergia a contraste yodado, y las formas inyectables de dexketoprofeno (Enantyum®) y ketorolaco (Tramadol®) debe evitar la vacuna Moderna que contiene el excipiente trometamina y en estos casos se deberia administrar la vacuna Pfizer-BioNTech.

¿Cómo actuar ante los pacientes anticoagulados?

Los pacientes anticoagulados con fármacos antagonistas de la vitamina K (acenocumarol o warfarina) deberían tener un control reciente, dentro del rango terapéutico, no debiendo suspender el tratamiento previo a la administración de la vacuna.

Los pacientes que siguen tratamiento con anticoagulantes orales de acción directa (ACOD) o heparinas de bajo peso molecular (HBPM) no precisan suspender el tratamiento previo a la vacuna. Esperar la administración de la vacuna a unas horas de la administración del anticoagulante. Tras la administración de la vacuna presionar la zona de punción (sin frotar) al menos 3 minutos.

En pacientes con coagulopatías congénitas (hemofilia) o trombopatías, el hematólogo deberá dar las indicaciones específicas antes de administrar la vacuna.

En pacientes con trombopenia persistente, se recomienda comprimir la zona de punción (sin frotar) durante al menos 3 minutos. Si el recuento de plaquetas <30.000/mm3 se recomienda valoración individualizada previa por el hematólogo. En los casos que se indique una transfusión de plaquetas, se señalará el tiempo máximo entre transfusión y vacunación.

BIBLIOGRAFÍA:

  • Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC): https://www.seaic.org/inicio/noticias-general/comunicado-vacuna-covid-19-de-pfizer-en-alergico
  • Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME), recomendaciones desarrolladas en el seno del Grupo de Vacunación del Consejo Asesor de FACME.

[print_link]

© Sanialergia