Recomendaciones para el cuidado de la dermatitis atópica

 

Los niños con dermatitis atópica tienen la piel muy sensible. Por ello, es conveniente evitar los estímulos irritantes.

  • Se debe evitar que la ropa que le toque la piel sea de lana o fibras sintéticas. Será siempre de algodón o seda. Por ello, por ejemplo, debajo de los pantalones le pueden poner un pijama de algodón, o forrar la ropa con lienzo de algodón.
  • La ropa se lavará con jabón neutro, no con detergente y no utilizar suavizantes ni lejía. Puede usarse lavadora. Aclarar la ropa muy bien para evitar restos de jabón.
  • En la alimentación, no ingerir salazones, picantes o alimentos muy especiados o condimentados.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura, así como ambientes excesivamente caldeados, o excesivamente fríos. La sudoración suele acentuar el eczema. Por ello, es conveniente:
    • Mantener en la casa una temperatura ambiente equilibrada.
    • Evitar abrigarlo en exceso.
    • Controlar el ejercicio excesivo, que provoque una sudoración asimismo excesiva.
  • El stress puede también contribuir al agravamiento del problema.
  • Los climas excesivamente secos suelen ser perjudiciales.

 

Sobre el baño en los niños con dermatitis atópica.

  • Los baños con agua de mar suelen ser muy beneficiosos.
  • Es mejor el baño que la ducha.
  • No es recomendable bañar al niño muy frecuentemente. Salvo que se haya ensuciado en exceso (y exista por tanto riesgo de sobreinfección), 3-4 veces a la semana suele ser lo adecuado. Como alternativa al uso de agua y jabón pueden usarse lociones limpiadoras.
  • Durante 20-30 minutos dentro de la bañera sólo con agua o con un emoliente oleoso (aceite de baño), con el fin de que la piel se embeba de agua.
  • No usar jabones (o usar lociones jabonosas de avena).
  • Secado con una toalla o sábana de algodón, empapando, sin frotar.
  • El agua que ha penetrado en la piel se evapora muy rápidamente. Por ello conviene aplicar una crema hidratante antes de 3 minutos después de sacarlo del baño, y vestirlo a continuación.
Señorita tomando un baño

Señorita tomando un baño

 

Sobre cremas hidratantes.

  • Aplicar inmediatamente tras el baño.
  • Frecuentes aplicaciones a lo largo del día. Como norma, cuando se le cambie de ropa al levantarse y al acostarse.
  • Son preferibles las cremas o los ungüentos. Las cremas más grasas son más eficaces por su función de hidratación, aunque son peor aceptadas por el pacientes. No usar lociones.
  • Usar fórmulas no alcohólicas, sin conservantes ni perfumes porque pueden ser irritantes.
Ungüentos

Ungüentos

 

Sobre el control del picor.

Es muy importante el control del picor. Cuando le pique, hay que evitar el rascado.

Para reducir las infecciones de las lesiones cuando se rasca, llevará siempre las uñas bien limpias y cortas. Para este fin es muy adecuado tener la precaución de limárselas cada 2 ó 3 días.

Para ayudar a controlar el picor de la piel, se puede administrar un antihistamínico.

Si el niño se rasca inconscientemente, hay que procurar mantenerlo distraído y entretenido mediante actividades y juegos.

Si se rasca de noche, mientras duerme, a veces es conveniente ponerle unas manoplas de algodón para evitar que se lesione.

 

Sobre las causas que empeoran la dermatitis atópica.

Identificar los posibles factores causales específicos que pueden contribuir al agravamiento del problema en un niño concreto, y se debe evitar/reducir la exposición a dichos factores:

  • Alérgenos contactantes (metales, etc.).

Para ello, habría que realizar la oportuna exploración alergológica.

  • Control de las infecciones. Con frecuencia, la piel de los niños con dermatitis atópica se infecta. Cuando el niño tenga zonas de la piel rojas, exudativas, con costras, es probable que esté infectada. Debe consultar con su médico para que le prescriba el tratamiento más adecuado.
  • Evitar fumar en el domicilio.

 
Ver dermatitis atópica.

 
gb
 
Imprimir Imprimir

 

© Sanialergia

Pedir cita

A %d blogueros les gusta esto: