Alergia a los hongos

 

¿Qué son los hongos?

Los hongos son organismos particulares y muy diversos que descomponen la materia muerta y parasitan las plantas. Unos cuantos pueden provocar infecciones en el hombre con el nombre de micosis y otros de ellos pueden desencadenar enfermedades alérgicas.

El grupo de hongos que desencadenan enfermedades alérgicas corresponden a los hongos filamentosos o mohos, pero pueden formar colonias visibles (típicas manchas de humedad en las paredes, o la clásica pelusa que se forma en alimentos) u otros tipos de crecimiento vegetativo. Se reproducen por esporas.

El tiempo húmedo favorece el crecimiento de los hongos, y el tiempo soleado y ventoso, la diseminación de las esporas. Por eso hay personas que a la alergia a los mohos le llama alergia a la humedad, al necesitar para su desarrollo un ambiente húmedo, aunque la humedad por sí misma no produce alergia, si no que son los hongos los que la motivan.

Raramente mueren los mohos por causa del calor o la exposición al frío; permanecen inactivos hasta que llega la primavera o el otoño, momento en que crece y se desarrolla.

 

¿Dónde habitan los hongos?

El moho habita en ambientes húmedos donde hay oxígeno y otras sustancias químicas. Los lugares donde el moho se puede encontrar más a menudo son:

Al aire libre:

  • En la vegetación en descomposición (bosques, invernaderos, pilas de compost).
  • Zonas húmedas y sombrías.
  • Hojas y troncos que se están pudriendo, pastos, establos, césped (cortar), heno, paja (segar), granos (cosechar y trabajar) y harinas como molinos y panaderías.
  • Tormentas de aire con polvareda (reflotan las esporas).

En el interior de las viviendas:

  • Sótanos, bodegas, despensas para alimentos y armarios húmedos.
  • Cuartos de baño con ventilación insuficiente.
  • Refrigeradoras (neveras, frigoríficos).
  • Casas de veraneo, cerradas gran parte del año.
  • Plantas de la casa.
  • Aire acondicionado y humidificadores.
  • Colchones.
  • Papeles pintados y frisos sobre paredes húmedas.
  • Manchas de humedad (negras o verdes) en las paredes.
  • Marcos de ventanas con condensación importante.
  • Muebles tapizados y textiles con humedad.
  • Contenedores de la basura.

Los hongos que crecen en los humidificadores o en los filtros de los sistemas de aire acondicionado se pueden diseminar con facilidad por toda la vivienda y el edificio. Son uno de los responsables principales del síndrome del edificio enfermo.

El tiempo húmedo favorece el crecimiento de los hongos, y el tiempo soleado y ventoso la diseminación de las esporas; la nieve reduce considerablemente ambos hechos. En climas cálidos y húmedos los hongos están presentes en gran cantidad a lo largo de todo el año. En zonas templadas, las esporas de hongos se encuentran en su mayor concentración a finales de verano.

 

¿Qué hongos producen alergia?

Encontramos una enorme cantidad de especies de hongos presentes en la atmósfera, pero son escasos los productores de enfermedades alérgicas. Principalmente son cuatro los que encontramos más habitualmente, Alternaria y Cladosporium están considerados como hongos de presencia predominante en el exterior y Penicillium y Aspergillus son más abundantes en el interior de las viviendas.

Alternaria_plate

Alternaria plate

El género Alternaria es probablemente el más abundante en nuestro país y la más estudiada. En los captadores de pólenes también se realiza un recuento diario de las esporas presentes de este hongo en la atmósfera.

Predomina en ambientes exteriores; la liberación de sus esporas alcanza sus picos en días secos a finales de verano y otoño.

Es muy común y de distribución universal, y es saprofita en plantas, abonos, maderas, alimentos, tejidos y diferentes sustratos del suelo. Niños que juegan con la tierra y son alérgicos han presentado crisis de asma por este hongo. Además, como fitopatógeno afecta a patatas, tomates, cebollas, etc., formando unas características manchas negras.


 

Cladosporium

Cladosporium

El hongo Cladosporium es cosmopolita y muy abundante. Es saprofito de vegetales y parásito de espinacas, plátanos y tomates.


 

Penicillium_sp._(ascomycetous_fungi)

Penicillium

El hongo Penicillium tiene una distribución más amplia. Lo encontramos como saprofito en el suelo, materia vegetal, fruta y papel en descomposición. Las colonias son aterciopeladas verdosas. Fué el primer hongo que se utilizó para obtener penicilina. No existe relación entre la alergia a este hongo y la alergia a penicilina.


 

Aspergillus

Aspergillus

El hongo Aspergillus es el hongo predominante en zonas interiores. Es la especie más importante desde el punto de vista alergénico. Es un hongo que puede producir parasitación y deterioro de frutas almacenadas e infecciones en diversas clases de ganado; y en el hombre, cuadros de alergia (rinoconjuntivitis, asma), neumonitis por hipersensibilidad o alveolitis alérgicas extrínsecas, aspergilosis broncopulmonar alérgica, infecciones localizadas (aspergiloma) o generalizadas (aspergilosis invasiva).

 

¿Qué síntomas producen los hongos?

Los hongos son los responsables de enfermedades alérgicas respiratorias inmediatas, como rinitis, conjuntivitis o asma cuando se respira en ambientes en que se encuentran esporas de hongos a los que se ha hecho alérgico el paciente. Dependiendo de la zona donde viva, en ocasiones los síntomas son estacionales o, si las condiciones de humedad son persistentes en el interior de la vivienda, los síntomas pueden manifestarse durante todo el año. En caso de sensibilizaciones muy importantes puede producirse cuadros de asma muy graves que pueden precisar el ingreso incluso en UCI.

Es más frecuente la sensibilización a hongos en zonas de interior y en la infancia; y en la costa en nuestro país suelen predominar la sensibilización a los ácaros del polvo.

Pero el moho también puede ingerirse en alimentos tales como:

  • Quesos procesados por hongos.
  • Champiñones.
  • Frutas deshidratadas.
  • Alimentos que contienen levadura.
  • Salsa de soja
  • Vinagre.

Además, también pueden producir otras enfermedades de mecanismos inmunológicos complejos que afectan principalmente al aparato respiratorio.

Son en muchos casos de origen laboral u ocupacional y se engloban en las denominadas neumonitis por hipersensibilidad o alveolitis alérgicas extrínsecas.

Otra enfermedad alérgica producidas por hongos es la aspergilosis broncopulmonar alérgica, producidas la mayoría de ellas, aunque no todas, por el hongo Aspergillus fumigatus.

 

¿Cómo se diagnostica la alergia a los hongos?

Se debe considerar la sospecha de alergia a hongos en todo paciente que presente clínica de asma, rinoconjuntivitis, o ambas, y cuyos síntomas cursen con aparición anárquica sin guardar un claro patrón estacional. Datos que nos apoyan la sospecha son el incremento de los síntomas en zonas de humedad, interior, etc.

Para confirmar la sensibilización se realizan pruebas alérgicas cutáneas con extractos de hongos pero, salvo la alternaria y parcialmente el aspergillus, no disponemos de extractos adecuados para un diagnóstico correcto porque los alérgenos del hongo están en muchas partes del mismo y varían. Así mismo también cambia su actividad enzimática y la calidad del extracto.

Las pruebas de provocación se utilizan más como investigación que como diagnóstico con los hongos.

La valoración de la importancia clínica de la sensibilización a hongos en un paciente determinado, si no disponemos de una confirmación mediante pruebas alérgicas, consiste en realizar mediciones seriadas (durante varios días) del flujo nasal, si presenta rinitis, o del flujo espiratorio pulmonar, en caso de asma, y observar si empeora cuando se expone a las condiciones donde sospechamos que puede encontrarse el hongo implicado.

 

¿Qué precauciones debe tener el paciente alérgico a los hongos?

Para los pacientes alérgicos a hongos hemos redactado unos consejos enfocados a reducir la exposición a las esporas de hongos tanto al aire libre como en el interior de la vivienda. Ver recomendaciones  de evitación para hongos.

 

¿Cómo se trata la alergia a los hongos?

Cuando el paciente ha sido diagnosticado de alergia a hongos, se debe comenzar por informar sobre las situaciones que pueden empeorar su enfermedad y qué condiciones debe evitar.

Dependiendo del tipo de síntomas que presente, conjuntivitis, rinitis o asma, se le aplicará el tratamiento sintomático correspondiente.

Si los síntomas son importantes o persistentes, se debe plantear tratamiento con inmunoterapia siempre que se haga un diagnóstico adecuado y se disponga del hongo adecuado para el tratamiento con la misma. El tratamiento debe proseguirse durante el tiempo suficiente, entre 3 a 5 años, para que sea eficaz y duradero.

Ver recomendaciones  para pacientes alérgicos a hongos.

 

Otras enfermedades producidas por Hongos

 

Neumonitis por hipersensibilidad

¿Qué es la neumonitis por hipersensibilidad?

La neumonitis por hipersensibilidad produce una inflamación de las partes más periféricas del pulmón (alvéolos e intersticio pulmonar), consecuencia de una reacción inmunológica por la inhalación repetida de diversos polvos de materia orgánica, algunos compuestos químicos y a veces bacterias y hongos.

El pulmón del granjero, el pulmón del cultivador de setas, el pulmón del carpintero y el pulmón del cuidador de aves son algunos ejemplos de esta enfermedad.

PENTAX Image granja3

En lugar de anticuerpos IgE se producen anticuerpos IgG junto con células linfocitarias y macrófagos, provocando una reacción inflamatoria, produciendo cambios irreversibles en el pulmón, desarrollando finalmente fibrosis pulmonar.

En realidad, se desconoce de manera completa el mecanismo por el cual se produce esta enfermedad, pero los diversos estudios reflejan la importancia de los anticuerpos de tipo inmunoglobulina G (IgG) y de células como los linfocitos y los macrófagos entre otras.

En primer lugar, nuestro organismo reacciona a la inhalación frecuente del polvillo orgánico generando anticuerpos IgG. En una segunda fase, se produciría la unión de las partículas orgánicas con su anticuerpo, lo que provocaría la activación de los macrófagos (que se encuentran habitualmente en los espacios alveolares) y la generación de una serie de señales capaces de atraer a la zona leucocitos, como los linfocitos y los neutrófilos, que junto con los macrófagos provocan la reacción inflamatoria.

En caso de exposición mantenida al agente causante de la enfermedad, la respuesta inflamatoria puede llegar a cronificarse y dar lugar a cambios irreversibles, con incremento de depósito de fibras de colágeno, en lo que se denomina fibrosis, siendo entonces de un pronóstico muy grave.

Neumonitis_por_hipersensibilidad.crop

¿Qué consejos son útiles para prevenir el desarrollo de neumonitis por hipersensibilidad?

Algunos consejos para prevenir el desarrollo de las neumonitis por hipersensibilidad es conocer que existen ciertas aficiones, como la cría de palomas u otros pájaros, y ciertas profesiones que constituyen un riesgo elevado para el desarrollo de esta enfermedad.

La modificación en el manejo y almacenamiento de la materia orgánica, el uso de agentes antimicrobianos (antibióticos, antifúngicos), la modificación de las condiciones de humedad y temperatura, la revisión de los sistemas de acondicionamiento de aire (evitando la recirculación de agua), la limpieza exhaustiva de los sistemas de ventilación, la eliminación de humedades y el uso de mascarillas especiales, son algunas de las medidas que pueden reducir el riesgo de desarrollar neunonitis por hipersensibilidad.

También es conocida la existencia de casos de neumonitis en ambientes domésticos, para cuya prevención es útil mantener la humedad ambiental por debajo del 70%, revisar y eliminar humedades en paredes, papeles pintados, cocinas, baños, retirar cortinas y alfombras de baño con moho, realizar una limpieza frecuente con desinfectantes, y revisar los sistemas de aire acondicionado y humidificadores.

 

Aspergilosis broncopulmonar alérgica

¿Qué son las aspergilosis?

Las aspergilosis son enfermedades causadas por el hongos, principalmente aspergillus. Los hongos aspergillus están ampliamente distribuidos en el medio ambiente; se encuentran en hojas en descomposición, en abono y compost, en plantas (incluida la marihuana), en árboles y en cultivos de cereales.

En espacios interiores, las esporas (las partes reproductoras del hongo) crecen en los conductos de aire acondicionado y calefacción, aislamientos, alfombras, plantas ornamentales, conductos de agua, el polvo y los alimentos, especialmente la pimienta y otras especias.

La mayoría de las personas está frecuentemente expuesta al aspergillus, pero las enfermedades producidas por el hongo rara vez se manifiestan en personas con un sistema inmunitario normal.

Deben haber unas condiciones para el desarrollo de aspergilosis, como un sistema inmunitario débil, debido a la adminstración de fármacos inmunosupresores después de trasplantes o enfermedades avanzadas. En tratamientos prolongados con corticoides orales o parenterales, porque favorecen el riesgo de infecciones graves. Bajo nivel de glóbulos blancos que se encargan de luchar contra las infecciones por hongos, como leucemias, trasplantes, tras sesiones de quimioterapia. En ingresos hospitalarios y en personas con sistema inmunitario debilitado. En asmáticos y fibrosis quística. En personas con cavidad pulmonares, como tuberculosis o sarcoidosis.

¿Cómo se produce?

La aspergilosis broncopulmonar alérgica se produce cuando los bronquios son colonizados por especies de aspergillus.

Se caracteriza clínicamente por asma, tos productiva, inflamación pulmonar y de las vías aéreas, y por un valor elevado de eosinófilos en sangre y esputo.

Existen unos criterios diagnósticos que se deben de cumplir para confirmar la enfermedad.

¿Existe algún método para prevenir la aspergilosis?

Es casi imposible evitar por completo el aspergillus. Por tanto, las personas con factores predisponentes, como el asma, la fibrosis quística, los transplantados de órganos, o las personas en tratamiento con quimioterapia o medicamentos inmunosupresores, deben mantenerse alejados de las fuentes más obvias de hongo, como obras de construcción, pilas de abono y grano almacenado, así como evitar la convivencia con aves.

¿Cuál es el tratamiento para la aspergilosis?

El tratamiento de la ABPA (Allergic bronchopulmonary aspergillosis) tiene como objetivo el tratamiento del asma asociada y el control de los episodios de inflamación aguda, limitando el desarrollo de las lesiones pulmonares progresivas.

Los corticoides son el tratamiento de elección por su eficacia en el control de la aspergilosis. Los corticoides inhalados son efectivos para el control del asma; sin embargo, no previenen los episodios agudos de aspergilosis. El corticoide más utilizado es la prednisona oral.

Los antifúngicos como el itraconazol y recientemente el voriconazol, pueden reducir la necesidad de corticoides.

La administración de omalizumab, puede ser beneficiosa en el tratamiento de la Aspergilosis en niños con fibrosis quística mal controlados con glucocorticoides, o en pacientes que presentan frecuentes exacerbaciones.

 

Ver recomendaciones  para pacientes alérgicos a  hongos.

 

Imprimir Imprimir

 

 

 

© Sanialergia

Pedir cita

A %d blogueros les gusta esto: